¿Vidrio templado y vidrio laminado?

Los negocios a pie de calle son los más susceptibles de sufrir robos o accidentes. Las tiendas de ropa, bancos, joyerías, etc; deben cuidar de su seguridad a la vez que de su imagen.

La elección adecuada de vidrios de seguridad para escaparates y vitrinas es vital.

Los escaparates son un activo potencial para la atracción de clientes, pero también pueden atraer otro tipo de atención no deseada, por eso es importante saber para qué sirve cada tipo de vidrio.

El vidrio de seguridad más recomendado y empleado en los negocios con alto riesgo de robo es el Vidrio Laminado.

¿Qué es exactamente el vidrio laminado?

El vidrio laminado, también llamado cristal blindado, está compuesto por dos o más hojas de vidrio, unidas por una lámina de polímero plástico. A simple vista no podemos apreciar la diferencia, pero cuando el vidrio se rompe, los pedazos permanecen pegados a la lámina de plástico, evitando posibles accidentes.

Hay distintos tipos de vidrio laminado:

  • Vidrio laminado de seguridad: el más común, al romperse se mantiene unido gracias a láminas de materiales como el polivinilo.
  • Vidrio con película de refuerzo: los cristales están adheridos a una capa de plástico que se encuentra en la superficie.
  • Vidrio armado: vidrios que incluyen una malla metálica en su interior, a modo de refuerzo.

Diferencias entre el vidrio templado y el vidrio laminado.

Resistencia: mientras que el vidrio templado presenta una alta resistencia mecánica, el vidrio laminado posee una gran resistencia a la perforación.

Temperatura: el vidrio templado es extremadamente resistente al calor y los cambios de temperatura. El vidrio laminado en cambio, puede resistir al calor por un tiempo, pero no es resistente al fuego.

Manipulación: el vidrio templado es apto para ser taladrado, además de ser moderadamente flexible, lo que lo hace ideal para ser usado en obras. Por otra parte, el vidrio laminado es muy difícil de manipular sin que se quiebre.

Aislamiento: a pesar de su espesor, el vidrio templado difícilmente puede ofrecerte un buen aislamiento acústico, mientras que el vidrio laminado está pensado para reforzar el aislamiento acústico, siendo un 50% más eficaz que otros tipos de vidrios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.